Y elijo subirme al escenario …


Estudiante de Entrenamiento en Gestalt Trascendente.

Nov 28, 2017 | Por: Alessia Zorio

Cuando estoy en el escenario todos me pueden ver, soy vulnerable ante el público, saco energía para mostrar mi fuerza y así decido danzar, así decido vivir.

Bailo con sabiduría, siendo el cuerpo y siendo todo.

Me doy cuenta de lo obvio, de mi cuerpo y su poder.

Al subirme al escenario siento miedo, nervios, siento que no tengo fuerzas y siento la energía bloqueada, me  siento vulnerable y aun así quiero estar en el escenario.

Es hora de empezar a danzar mi vida: quiero ser visible, quiero crecer, quiero proyectar mi fuerza. Quiero ser grande, quiero llegar lejos y que las luces iluminen mis movimientos.

Y así elijo subirme al escenario …

Allá arriba es donde quiero estar.

Quiero estar en el escenario con mi miedo y con mi fuerza. En la luz y en la sombra. Y en mi infinidad de posibilidades de estar siendo.

La vida elige nuevos escenarios para mi, algunos de ellos muy alejados de mis expectativas, con nuevas luces, nuevos caminos y con nuevos pasos para aprender. Algunos pasos son más difíciles, otros no me gustan, hay otros que siento ajenos a mi autenticidad y también están aquellos que resuenan con mi alma.

Empiezo a recorrer nuevos caminos, reconociendo poco a poco los nuevos pasos que estos implican. Tengo mucho miedo de entrar a lo desconocido, y aún así se que quiero mi vida en movimiento en todas sus áreas: danzar diversas coreografías en muchos escenarios distintos y en todos siguiendo el ritmo auténtico de mi corazón.

Las piernas me tiemblan, el corazón se acelera, sonrío, lloro, siento mariposas en el estómago. Cada escenario me pone nuevos retos, pasos nuevos, caídas, decepciones, logros pequeños y grandes, aún no me siento lista: y así decido subirme al escenario.

Empiezo un nuevo camino de transformación, un camino acompañado por la fuerza en movimiento, un camino donde poco a poco iré afianzando los pasos….

… un camino donde iré afianzando y creando MIS pasos.

… pasos hacia MI escenario, a su vez compartido con almas que danzan en sintonía.

… un escenario lleno de amor.

Allá arriba es donde quiero estar: y elijo subirme al escenario, con lo que hay y hacia donde quiero llegar. Elijo  subirme al escenario y empezar mi movimiento con las bases que tengo, sacar mis alas, mi fuerza y empezar a danzar mi vida.

Y elijo subirme al escenario, elijo que la vida sea mi escenario.