Me Muevo


Estudiante de Entrenamiento en Gestalt Trascendente.

Dec 12, 2017 | Por: Juliana Molina

Me muevo. Esta vez sin música, no hace falta.

Me ahogo, es evidente que me muevo poco, y sigo, bailo, danzo mi rabia, dulzura, compasión, presencia. Bailo contigo y recuerdo que estoy en el único lugar donde puedo estar: aquí y ahora.

Bailo con sabiduría, siendo el cuerpo y siendo todo.

Me doy cuenta de lo obvio, de mi cuerpo y su poder.

Me doy cuenta que al final no bailo para nadie diferente a mi, es a mi a quien me hace bien moverme, moverlo, danzarlo, atravesarlo especialmente cuando es incómodo.

Bailo, salto, me muevo. Sale mi loba sin atravesar, sigilosa, cuidadosa y aún así poderosa, fuerte imposible de pasar desapercibida. Así termino, esta vez con ella al lado y sin ningún interés de esconder lo evidente, tenerla al lado me invita a atenderla y moverme es una de esas maneras que encontré en este viaje de consciencia.

Cuando mi loba baila; aúlla, atrae, es eros, creativa, fuerte y compasiva. ES.

Bailo con sabiduría, siendo el cuerpo y siendo todo.

Me doy cuenta de lo obvio, de mi cuerpo y su poder.

Bailo, liviana, con los ojos cerrados, abiertos, sola y con algunos encuentros. Bailo, aún me falta ser clara, aún tengo río para fluir, aún falta agua por navegar, aún tengo lazo para soltar, aún hay montañas que atravesar. Y acá estoy cual guerrera lista para mirar todo eso a los ojos y trascender.

Estoy lista para seguir, llena de gratitud y con la consciencia que esto es un espiral y lo único que crece es ese darme cuenta.

¡Bienvenida al baile #JulianaLaLooba!

Gracias Prisma, gracias infinitas.

#prismacolectivo #presencia #consciencia #responsabilidad #compasión