Ana María Constaín

—Co-fundadora

Acompaño procesos para que las personas se encuentren con su esencia y su potencial, aceptándose en su humanidad y descubriendo su más alto propósito.

Sirvo de puente entre los niños y los adultos para que puedan entender los mensajes detrás de sus conductas y emociones. Mis hijas, Eloísa y Matilde han sido mis grandes maestras en esto.

Acompaño a personas a reinventarse en sus roles.

Mamás y papás que se cuestionan la crianza, hombres y mujeres a quienes les aprietan los lugares tradicionales, empresarios que creen en nuevas formas.

Me gusta nombrar lo innombrable. Poner palabras a lo que no está permitido y a lo que nos es difícil aceptar y decir. Aceptar las emociones indeseables y comprender su mensaje. Ayudo a otros a hacerlo para liberarse y encontrar verdades más profundas escondidas detrás de los tabues y las censuras.

Escribo. Me gusta compartir mi camino con otros. Poner en letras mi mundo interior.

Creo en el Amor, más allá del romance o de las relaciones aprendidas. Creo en el amor que somos y en su poder transfomador y sanador.

02